HISTORIA


Coreógrafo, performer y artista multimedia, Rodrigo Pardo nació Bahía Blanca, Argentina (1971). A la edad de cuatro años hizo su primer contacto con el mundo de la representación soltándose de la mano de su madre para correr pasillo abajo de un abarrotado cine-teatro, cruzar el escenario y finalmente estrellar su cara contra la gigantesca pantalla. Allí dos secretos le fueron revelados: Bugs Bunny no era real y había algo especial en el estar sobre un escenario (aún frente a un público enfurecido)

A los 15 años un segundo evento lo hace entrar definitivamente en el mundo artístico, ésta vez es el grupo danés Odin Teatret presentando piezas en espacios públicos en Bahia Blanca lo que lleva a Pardo a una tercera revelación: La ciudad no es real.
El imprevisto cambio de significado de todos los elementos usados por los performers (monumentos, estatuas, edificios públicos) lo hace percibir el poder del arte para modificar la realidad, un instrumento capaz de crear mundos paralelos y proponer diálogos con lo desconocido.

En los años siguientes se gradúa como actor en la Escuela de Teatro de Bahía Blanca, colabora en proyectos independientes y trabaja como artista callejero en Argentina y Europa.
En su búsqueda de una teatralidad más física se traslada a Buenos Aires en 1993 para estudiar en el Taller de Danza Contemporánea del TGSM. Pardo  se graduará tres años después como bailarín contemporáneo y comenzará a trabajar con algunos de los
coreógrafos más representativos de su país: Oscar Aráiz, Ana María Stekelman y Gustavo Lesgart, entre otros.

En 1997 viaja a New York para continuar sus estudios en danza en el Movement Research y Dancespace Project,  pero después de algunos meses el plan inicial cambia por completo cuando encuentra a Armando Orzuza y Daniela Arcuri, una increíble pareja de tango que lo guiará en el estudio de la danza argentina por excelencia. Junto a su compañera Gabriela Lavagnino se volverán rápidamente figuras relevantes de la escena del tango en Manhattan.

Desde ese momento el tango estará presente en su trabajo adoptando diferentes formas, primero en su estilo más tradicional y luego como un fascinante elemento capaz de combinar fisicalidad y complejas relaciones en una sola forma.

Con la clara necesidad de producir su propio trabajo retornará a Argentina un año después para crear Cuadrado Negro Sobre Fondo Negro, un dúo de danza junto a Victoria Ansiaume y Marina Brusco, inspirado por el pintor ruso Kasimir Malevich. En la obra una pareja diseña cuadrados en el suelo como representación de espacios de la vida cotidiana, la geometría perfecta contrasta con la violenta coreografía que evoluciona mostrando las diferentes capas de la relación.
La acción pricipal se desarrolla en un cuadrado de 2x2 metros, en realidad, el espacio máximo utilizable en el apartamento de Pardo, que por razones de presupuesto se ha transformado en la sala de ensayos.

Por varios años continuará colaborando con otras compañias, enseñando tango y danza contemporánea y produciendo su propio trabajo apoyado por instituciones como Antorchas, Prodanza, Fondo Nacional de las Artes y Centro Experimental del Teatro Colón.
En 2004, con la ayuda de una beca ofrecida por la Fundación Antorchas, se traslada a Bruselas para investigar el inspirador movimiento de danza belga, pero justo antes de abandonar Buenos Aires invita nuevamente bailarines a su pequeño apartamento y produce junto a Guiye Fernández el film de danza Dos Ambientes, una obra hecha casi sin presupuesto que viajará extensivamente por el mundo abriendo nuevas puertas. Dos Ambientes llegará a la Biennal de Venezia dando lugar a nuevas propuestas: dos performances basadas en el film para ser presentadas en el 5th. Festivale Int. di Danza Contemporánea di Venezia. El re-take resulta en Ognat, un trío con Cristina Cortés, Sebastián Scandroglio y el mismo Pardo, y Tango Toilet, un dúo con Cortés donde la sala de baño de su propio apartamento en Buenos Aires es reproducida en un negocio de sanitarios en el centro histórico de Venezia y presentado para el público en la calle.

El año 2006 lo encontrará en Amsterdam participando de Dasarts (Postgraduate Studies in Performing Arts). Allí, el felíz encuentro con la artista visual Shirin Neshat lo llevará a investigar más en profundidad la relación de movimiento, espacio y cámara. Resultado de ésto es el video experimental Una Toma, una larga secuencia no editada (hecha en una toma) que pone en juego imágenes construidas y casuales pasando en frente a la cámara, y Framing Soul, un documental sobre el trabajo del renombrado bailarín-coreógrafo David Zambrano que a travéz de encuadre, movimiento de cámara y edición, intenta devolver a la imagen grabada la sensación de una presentación en vivo.

Estando por casualidad en el octavo piso de la Escuela de Teatro de Amsterdam, Pardo encontrará inspiración para su obra de graduación de Dasarts: ROOF
La amplia perspectiva de la ciudad lo conecta inmediatamente con esa inicial sensación experimentada años atrás en Bahía Blanca, cuando
por primera vez vió el paisaje cotidiano de su ciudad transformarse frente a sus ojos por la acción de los performers.

Como una síntesis de todos los elementos que Pardo utilizó hasta el momento, la obra es definida como una "película en vivo", en donde el público, ubicado en la terraza del octavo piso y ayudados de binoculares y auriculares inhalámbricos, sigue la acción en vivo presentada en las ventanas y techos de los edificios de enfrente. Como una película cortada en diferentes pedazos y puesta en la ciudad, la estructura de la performance se basa en escenas separadas que el público tiene que componer.

Repentinamente la ciudad entera se ha transformado en un escenario y los bordes entre ficción y realidad se han borrado. Detrás de un entretenido espectáculo  basado en danza y recreaciones de escenas clásicas de films, una segunda capa de interpretación abre la conciencia en cuanto a como percibimos la realidad, exponiendo el corazón mismo de una sociedad que crece a partir de sus imágenes colectivas.

En junio del 2009 una segunda versión llamada ROOF a live movie/Napoli es presentada y producida por Napoli Teatro Festival Italia

Entre el 2010 y 2013 se desarrolla su siguiente proyecto llamado FLAT. Producido principalmente por EMPAC (US), IN-SITU Network  y Lieux Publics (FR), se trata de un espectáculo donde con elementos de danza aérea y video mapping se desarrolla la historia de un personaje (Yves Fauchon) que habita un apartamento inclinado a 90 grados.
FLAT continúa actualmente en gira luego de haber sido presentada en los festivales mas representativos de la creación callejera contemporánea como Chalon dans la Rue, TAC,  Les Tombees de la Nuit y muchos otros.

Al mismo tiempo que todo el trabajo antes mencionado sigue su curso, Rodrigo Pardo comienza en el 2016 a desarrollar una búsqueda musical propia que incluye elementos del tango y folklore argentino, y que junto a músicos como Diego Trosman, Gerardo Agnese, Simon Thierree y Manuel Cedron, intenta evocar una identidad personal que tanto se alimenta de suorigen como de su nuevo entorno


Rodrigo Pardo se encuentra actualmente basado en Marsella



Contacto:
rodrigopardo2@gmail.com


VOLVER AL MENU






©Photo: Wolk
©Photo: Rocío Fernández Madero
©Photo: Rocío Fernández Madero
©Photo: Mariano Rubio